HOMENAJE A “PIPA” BOTERO Y “EL PETIZO” NUÑEZ, DOS LEYENDAS VIVIENTES DEL BALOMPIE CALDENSE…

Once Caldas incorpora jugadores para la próxima temporada
Dic 14, 2016
TARANTELA TRANSMITE LA FINAL DE LA COPA LA PATRIA
Dic 17, 2016
Show all

HOMENAJE A “PIPA” BOTERO Y “EL PETIZO” NUÑEZ, DOS LEYENDAS VIVIENTES DEL BALOMPIE CALDENSE…

En la imagen  Alonfonso “El Petizo” Nuñez y Alonso “Pipa” Botero, en compañia del Presidente de la Liga Caldense de Fútbol, Fabio Alberto Aristizabal, durante el homeneje que les rindió la Liga local el pasado jueves 15 de diciembre y a continuación encontrarán el texto del discurso pronunciado por Aristizabal Gómez, máximo dirigente del fútbol aficionado de Caldas.

 

Se acaban todos los adjetivos para calificar las carreras y las ejecutorias dentro y fuera de las canchas de nuestros homenajeados esta noche por parte de la Gran Familia del Fútbol Caldense: Alonso Botero Zuluaga y Alfonso Núñez Pérez, mucho para recordar y poco para ampliar de “Pipa” y “Petizo”, dos auténticos personajes que han cosido su vida a la redonda emoción del gol, que ha rodado por las canchas de Colombia y el Mundo.

Por ahora solo queda decirles gracias, Gracias “Pipa” por tanto fútbol, por tantas gambetas, por esas inolvidables bicicletas, famosas en el planeta fútbol y por sus goles, vale la pena recordar y subrayar que “Pipa” a sus jóvenes 17 años marcó el primer gol oficial del Once Caldas en el ya lejano 1961 y de ahí en adelante todos fueron aplausos, triunfos y reconocimientos.

“Pipa” nacido y criado casi en el atrio de la catedral, en la carrera 26 con calle 21, en el popular barrio “hoyo frio” a escasos metros de la Basílica mayor, de ahí salió “Pipa” en su empaque pequeño, para ser figura en el Once Caldas y convocado muchas veces a la Selección Colombia, después de gestas brillantes, ejecutorias que lo acercaron al fútbol español, pero una temprana lesión malogró ese brillante futuro, aunque hay quienes dicen que fue Don Alfredo Cuezzo quien no autorizo la transferencia de la naciente figura al fútbol ibérico.

Gracias “Petizo” por tanto amor a nuestro terruño, porque sin ser manizaleño, hoy nuestro querido “Petizo” es más caldense que cualquiera de nosotros, gracias Profe por su gambeta endiablada, por sus piques, por sus goles, pero sobre todo porque nos ha enseñado a amar a Manizales, como ustedes los sureños aman a su tierra, hoy al “Petizo” de argentina le queda su acento inconfundible y su capacidad de envolver en sus historias mil jugadas y mil noches de chistes y rumba, porque “Petizo” también en medio de gambetas, amagues y jugadas, anduvo la alegre noche manizaleña con sus amigos del fútbol, como CAIN, Aristides Betancur y el mismo “Pipa” y tantos otros que entre anécdotas y charlas debe recordar el popular y querido Petizo, que sin duda se ganó el corazón de todos nosotros quienes hacemos parte de la gran familia del futbol caldense.

Hoy ya mayores llenos de anécdotas y experiencias, ya peinan canas y recibien nietos, con ellos hacemos un alto en el camino……, en este vertiginoso y maratónico ritmo del balompié, para tomar un segundo aire y aplaudir en vida, así:….. saludables y rozagantes, a estas dos leyendas vivientes, porque como dice el poeta los homenajes se hacen “en vida hermano en vida”, para que el día que falten, no nos acuse la conciencia de ingratitud, el más triste y ruin de los defectos humanos.

“Pipa” después de terminar su carrera futbolística muy joven y con un brillante futuro por esa lesión, nunca dejo la pelota, con los conocimientos adquirido en las canchas de Colombia, en los estadios del mundo y en los camerinos habitados por grandes jugadores y técnicos, el “Profe” Alonso se puso el buzo de DT y logro escribir su propia historia como entrenador de muchas Selecciones Caldas y Manizales, como empleado del ya desaparecido Coldeportes Caldas, donde alcanzo su jubilación, incluso a Alonso, siempre dicharachero y conversador, le alcanzó para ser Técnico y Asistente, del equipo profesional de Manizales.

Como no recordar la famosa Selección Caldas de 1980, subcampeona del Torneo Nacional, llamado en ese entonces Copa Coca Cola, categoría juvenil torneo jugado en ese entonces por luminarias como Carlos “El Pibe” Valderrama con Magdalena, Santiago Escobar, Carlos Mario Hoyos y John Jairo Galeano, en Antioquia, Armando “ El Piripi” Osma, con Santander además de un puñado de vallecaucanos que brillaron en el fútbol profesional de Colombia y el mundo, pero “Pipa” con sus muchachos se les metió a la pelea y por poco sale campeón en medio de semejantes lumbreras, pero el “profe” “Pipa”, tenía lo suyo, claro, una generación gloriosa que también hizo historia con Jugadores como: Carlos Peláez, “Pacho” Ramírez, Nelson Castaño, Carlos Alberto “ La Ballena” Torres, Ricardo “Chicho” Perez, William Ortiz, Miguel Antonio Rada, “Liche” Hincapié, Carlos “ La Fiera” Gutiérrez y Carlos “El Panelo” Valencia, entro otros, una generación dorada muy bien orientada por “Pipa” que años más tarde también los dirigió ya en el fútbol profesional con su amado, nuestro amado, Once Caldas.

“Pipa” y “Petizo” Criaron y orientaron muchas generaciones que hoy les agradecen….., en nombre de ellos también les estamos diciendo gracias, en este homenaje, porque “Pipa” y “Petizo” además de formar excelentes jugadores, se preocuparon por formar hombres íntegros, que hoy son grandes profesionales, brillantes empleados, padres responsables y sobre todo ciudadanos de bien y hombres ejemplares, como tiene que ser el fin último de los educadores, como también lo han sido nuestros queridos “Pipa” y “Petizo”.

Pero como esto no solo se trata de fútbol, tenemos que referirnos a lo que ellos más aman, además de la pelota, sus familias, claro porque los dos les hicieron un amague al fútbol para formar sus hogares, de los cuales hoy se sienten felices y orgullosos, “Pipa” se quedó con Amparito, el amor de su vida y la mama de su 4 hijos: Jorge Hernán, que hoy vive en los EE.UU, el agrónomo Pablo Alonso, Cristian Mauricio, que también tuvo serios coqueteos con el balón y la Doctora Paula Andrea, hoy brillante Bacterióloga que presta sus servicios a la Universidad Católica de Manizales, pero ellos, sus hijos, le han regalado a “Pipa” la dicha de ser abuelo, un abuelo consentidor, querendón y ejemplar, como lo fue con sus jugadores, el abuelito “Pipa” hoy comparte en sus cuarteles de invierno, con Isabela de 12 años y Juan Martin, de 7 años, que pinta para crack, como dice amparito su abuela, que en medio de una sonrisa cómplice y permisiva, porque entiende que el abuelo ve prolongada su existencia en el gusto de su nieto por el balón, como diría la sabiduría popular, Amparito: “Lo que se hereda no se hurta”.

Mientras “Petizo” También enamoradizo y juguetón, se quedó con Doña Inés y hoy la vida de abuelo le ha dado casi para montar un equipazo de microfútbol con: Simón, Matías, Gerónimo, Tobías y Samuel, hijos de sus hijas, porque de forma casual y un poco extraña el “ Petizo” crio 3 hijas mujeres, Aida Inés, la heredera de la famosa receta de las chuletas “Petizo”, Adriana y Beatriz, las mellizas, la una en Manizales y la otra haciendo vida en la Argentina y hoy está malcriando a sus 5 nietos, ojala que alguno se atreva a enganchar con la zurda como nos lo enseño, nuestro querido, “Petizo” que no solo vino a jugar fútbol a estas tierras de Dios, también vino a hacer chuletas, asados, hijas y nietos, con su amada Inesita.

A todos mil gracias a “Pipa” y “Petizo” gracias mil…… y como dicen los sureños, “Viejo querido no te muras nunca”.

Gracias.

FABIO ALBERTO ARISTIZABAL GOMEZ.
Presidente.
LIGA CALDENSE DE FÚTBOL. Manizales,

 

Diciembre de 2016.