“CACHIRULO” LONDOÑO, UN MANIZALEÑO QUE ESCRIBIO CON PATADAS, DISCIPLINA Y FE SU PROPIA HISTORIA EN EL CRISTAL CALDAS.

Johan Castaño, nacido en Villamaria Caldas, triunfa en la primera división del fútbol de Malta-Gozo, en el Mar Mediterráneo, después que se le negó la oportunidad en el Once Caldas, se fue detrás de su sueños y no solo se hizo jugador profesional, sino que encontró el amor y ahora con su esposa maltesa tienen gemelos de 1 año y cuatro meses.
JOHAN,  UN SOÑADOR QUE LE GANÒ A SUS MIEDOS,  SUS FANTASMAS Y A LA FALTA DE OPORTUNIDAD EN EL ONCE  CALDAS.
May 29, 2020
El Voleibol de Caldas de evidentes progresos en los últimos años, reclama con urgencia una cancha digna y acorde a su evolución, incluso con aporte de jugadores a procesos de Selección Colombia, espera la comunidad de este deporte que a propósito de los Juegos Nacionales 2023 se construya un escenario a la altura de esta disciplina (Foto cortesía, lapatria.com)
EL VOLEIBOL DE CALDAS,  UN VIAJE DESDE EL GUSTO, HASTA EL DESAFIO.
Jun 5, 2020
Show all

“CACHIRULO” LONDOÑO, UN MANIZALEÑO QUE ESCRIBIO CON PATADAS, DISCIPLINA Y FE SU PROPIA HISTORIA EN EL CRISTAL CALDAS.

Guillermo “cachirulo” Londoño, en la mitad de la fila inferior, fue jugador del Cristal Caldas en la década del 70, pero además de futbolista profesional estudio arquitectura y se hizo Licenciado en Educaciòn Fìsica, hoy esta pensionado en el disfrute de sus hijos y nietos. (Foto cortesía, lapatria.com)

Guillermo “cachirulo” Londoño, en la mitad de la fila inferior, fue jugador del Cristal Caldas en la década del 70, pero además de futbolista profesional, estudio arquitectura y se hizo Licenciado en Educaciòn Fìsica, hoy esta pensionado en el disfrute de sus hijos y nietos. (Foto cortesía, lapatria.com)

NOTI-TARANTELAZOS.

La “cachirula” es una  mantilla de punto con guarnición o sin ella que usan las mujeres para cubrir la cabeza, la utilizan casi siempre para ir a Misa, pues uno de los Hermanos de Guillermo salía con una elegante dama que utilizaba el objeto y la gente les decía “ahí vienen  los cachirulos” y así se quedó,  ahí nació  el apodo o sobrenombre que se hizo celebre en las canchas del fútbol manizaleño y también  en las de baloncesto por que los “cachirulos”  se destacaron en ambas disciplinas deportivas.

Guillermo Londoño Díaz, fue un rápido y potente delantero manizaleño que escribió su propia historia a punta de fuertes remates,  ganas y disciplina, en el Once Caldas de la década del setenta, donde jugó  y muchas veces fue figura, se desempeñaba como puntero derecho, lo que hoy llaman  extremo.

 

DE LOS BUENOS.

 

“Guillermo “Cachirulo” Londoño, es uno de los buenos jugadores que ha dado Manizales, jugó en el Once Caldas, desde 1969 hasta 1977, no siempre fue titular, pero alcanzó a jugar 208 partidos, anotando 22 goles.

 

Era un puntero con muy buena pegada y excelente disciplina táctica lo que lo hacía muy importante para el equipo y para los muchos técnicos que estuvieron en el Once Caldas, durante ese tiempo salía desde atrás, donde colaboraba con laterales y volantes, organizando salidas rápidas del equipo, gran profesional”, es el concepto de Don Samuel Restrepo,  Periodista e Historiador del Fùtbol colombiano,  quien vivió muy de cerca la carrera del manizaleño.

 

Pero la vida de Guillermo con el Once va más allá del equipo profesional, hizo todo el proceso desde niño cuando a las divisiones inferiores en sus diferentes categorías las llamaban: Quinta, Cuarta, Tercera y Juvenil en todas esas fases participó Londoño Díaz.

 

CON GOL  A NAVARRO PAVIATO.

 

“Debuté en un amistoso contra el Atlético Nacional y le hice gol a Raúl Navarro en 1970” recuerda “cachirulo” que con esa anotación  se bautizó  como futbolista profesional, nada más y nada menos que ante ese  legendario arquero argentino que  hizo historia  en la puerta del verde.

Lo puso a debutar de forma oficial  Don Alfredo Cuezzo en Bogotá ante Millonarios en 1970 “No hice gol, pero me fue bien” recuerda el puntero, quien dice que con los dos mejores jugadores  que actuó  fue con  Nicolás Lobaton el de  Buenaventura y Jairo Arboleda el de Tuluá, entre los manizaleños enfatiza  que “Pipa” Botero ha sido el mejor.

 

CON SUS NIETOS.

 

Guillemo hoy a sus 68 años goza de su pensión,  en  uso de buen retiro se  ubicó  en el sector de Cerritos en Pereira, al lado de sus nietos, Juan Andrés Osorio e Isaac Londoño.

Suómplice de vida es  Martha Lucia Giraldo, con quien crió  dos hijos, Paula Andrea que es  Diseñadora  Grafica y Jonatán Mauricio músico profesional, trabaja con la Banda Sinfónica de Pereira.

Su vida como Maestro le permitió gozar de su  pensión  desde el 2004, después del fútbol se enroló  como profesor en el año  78 de la  Universidad de Caldas, donde fue Técnico e instructor  del gimnasio

 

EL ARQUITECTO.

 

Pero además su vida le alcanzó  para ser  Arquitecto de la  Universidad Nacional y mientras trabajaba en  la  de Caldas también se graduó en la facultad  de Educacion Fisica, allí como Técnico obtuvo varios  logros importantes  al frente de  grandes equipos y excelentes  jugadores como, Gilberto “El Fantasma” Cardona, el Medico Rubén Darío Castaño ”Raca”, Juan Carlos Blandón, Eugenio Muñoz, Jorge Eduardo Castrillo, Jorge Vivas, Jorge Pizarro, Juan Guillermo Hoyos, entre otros.

 

Al preguntarle a este hijo del Barrio Versalles de Manizales, si algún día quiso  ser  Técnico  profesional… “Cachi” como le dicen sus amigos, dice que en el año 86 con “Pacho” Maturana trato de acercarse un poco, pero ya tenía compromisos con la Universidad y no le daba el tiempo, pero querer….si quiso, acepta el delantero.

Fue Comisario de campo 2 años y medio en el Fernando Londoño y  recuerda muy buenas épocas cundo a los jugadores de Manizales les daban más oportunidades,   por eso revive grandes camadas con: Javier Soto, Rodrigo Gómez,  “Pecoso” Castro, German Parra, Javier Gómez Acevedo “cachona”, Quintín Quintero, Pedrito Tobón, Silvio Echeverry el de Fátima, quienes  recibieron mayor  respaldo que ahora, cuando  creían mas en los  futbolistas  paridos en   estas tierras de Dios

 

AMIGOS DEL FUTBOL…

 

Sus Hermanos también “Cachirulos” Héctor  y Hugo fueron grandes jugadores de Baloncesto  incluso ambos llegaron a la  Selección Colombia de este deporte.

Recuerda excelentes  jugadores en el Once como, Osvaldo Marcial Palavecino, Juan José De Mario, Oscar Milber Barreto el  Uruguayo.

Sus grandes amigos en el fútbol fueron Quintín Quintero y  “Titi”  Estrada un jugador paisa que anduvo varios años por Manizales.

Dice que el balompié de hoy es un fútbol con sistemas contradictorios, “Es un fútbol amarrete, se cuidan y frenan mucho los equipos, se retraen,  es  más importante el  resultado y cuidar la papa  o la  nevera” puntualiza el arquitecto de la pelota.

-Cuando  se le pregunta por Messi o Ronaldo, se inclina por el portugués

-Entre el fútbol de Argentina o Brasil, se queda con los paisanos de Pelé.

-Del balompié español prefiere al Real Madrid por encima del Barcelona o el Atlético.

Se declara hincha de  Faustino Asprilla. “A sido lo máximo” dice.

Su primer sueldo fue  de  6 mil   pesos  y terminó  con  10 mil,  que para entonces  era una buena cifra.

Recuerda con cariño que  en el año 73 se ganó  una motocicleta de Casa López,  por ser el mejor deportista del año.

 

EN LA INDUSTRIA DE LA PELOTA.

 

“Cachirulo” nacido un 18 de septiembre de 1951,  no fue campeón con el Once, pero si fue  de los primeros jugadores  manizaleños  que entraron en la historia  del blanco, porque recién iniciando su carrera se puso la camiseta del “Cristal”  Caldas que fue la que se inauguró para ser  comercializada en el fútbol colombiano en el ya lejano año 1972,  cuando el Maestro del Periodismo  Javier Giraldo Neira,  ante la crisis  económica del equipo acudió a su Hermano, para entonces Gobernador de Caldas,  Luis Enrique  en  busca el patrocinio para el onceno de la tierra que se debatía en un profunda crisis  económica, lo que se dio para darle inicio a la industria del  mercadeo  deportivo en Colombia.

Así y  por primera vez un equipo de fútbol llevaba el nombre de una firma comercial entre pecho y espalda, como fue el Cristal Caldas 1972 y ahí estuvo Guillermo “Cachirulo” Londoño, Silvio Gutiérrez era  el Gerente del  equipo profesional y  Elías Arango Gerente de la Industria Licorera de Caldas, matrimonio que se ha mantenido por muchos años.

La primera nómina de ese   “Cristal” Caldas  fue: Fabio  Zapata,   Rodrigo Gómez, Francisco “Tarrino” Bueno, Jairo Perchy, Roberto “Pequeca” Vélez,  Gonzalo “Chalo” González, Esteban Beracochea, Virgilio Moreno, Guillermo “Cachirulo” Londoño, Juan José De Mario y Campo Elías Espitia,  el  argentino Rogelio Muñiz, era el técnico “cristalino”.

El del Once Caldas como “Cristal”  fue el primer logo comercial en la camiseta de un club de fútbol en Colombia,  varios  años después aparecieron las marcas en otras camisetas de los equipo colombianos.

 

HAY MAS “CACHIRULOS”.

 

Pero como la pelota tiene memoria y la sangre también busca sus raíces, hoy en las divisiones menores del Once vuelven a habitar y a brillar los “Cuchirulos”: Juan Martin y  Jonatán Londoño, que juegan muy bien y buscan una oportunidad como en su momento la tuvo para brillar  el Tío Guillermo, un manizaleño que a punta de patadas, ganas, temperamento y disciplina,  forjó  un nombre en la dilatada  historia del blanco de Manizales.