ANDRES FELIPE ROZO, UNA VOZ QUE SUENA, SUEÑA Y GRITA EN EL DESIERTO CHILENO…

Freddy Herrera es otro manizaleño que distante de su casa quiere volver, pero a dirigir al Once Caldas, estudió para ser técnico de fútbol en Argentina y España, tiene 36 años, trabaja en el Dallas de la primera división del balompié de Estados Unidos donde vive desde 2001.
OTRO MANIZALEÑO QUE MUY LEJOS ESCRIBE SU PROPIA HISTORIA, PERO SUS SUEÑOS LOS PINTA DE BLANCO.
Jun 18, 2020
Felipe Andrés López, un manizaleño que hace más de 10 años decidió irse a triunfar a Canadá, objetivo que ratifica con sus trabajos, en 2015 fue Voluntario FIFA al lado de la Selección Colombia, en el Campeonato Mundial Femenino, es Profesor de Educacion Fisica y hace poco fue elegido como el mejor Técnico de Fùtbol de la zona de Quebec, es un enamorado de su país y orgulloso siempre muestra su bandera y su origen.
CANADA,  DESTINO DE UN MANIZALEÑO ATREVIDO E  INTREPIDO, TRAS LA PELOTA.
Jun 25, 2020
Show all

ANDRES FELIPE ROZO, UNA VOZ QUE SUENA, SUEÑA Y GRITA EN EL DESIERTO CHILENO…

Andrés Felipe Rozo, es otro manizaleño que conquista el mundo con sus conocimientos de Director Técnico, estudio en Alemania, Chile y Colombia, es el Asistente Técnico del Cobreloa de Chile y sueña con orientar el Once Caldas, el equipo de su tierra.

Andrés Felipe Rozo, es otro manizaleño que conquista el mundo con sus conocimientos de Director Técnico, estudio en Alemania, Chile y Colombia, es el Asistente Técnico del Cobreloa de Chile y sueña con orientar el Once Caldas, el equipo de su tierra.

NOTI-TARANTELAZOS.

Rozo, como le dice  el fútbol, no la ha tenido fácil, empecemos por el final,  hoy  es el Asistente Técnico del  Profesor Marco Antonio Figueroa  en el Cobreloa, uno de los equipos  históricos del fútbol chileno, el reto es regresarlo a la primera división del balompié austral.

Andrés Felipe  salió a buscar oportunidades  y las encontró, ya ha estado en varios países, ha estudiado todo lo que necesita para ser el mejor, se ha apuntado a todos los cursos, ha leído y releído como para ser lo que es  hoy, un calificado trabajador del fútbol profesional en Chile.

No tiene techo,  ni para de estudiar, ni para de aprender, además no tiene pereza, salió de su zona de confort y se fue a mirar la vida de frente,  la desafió  con argumentos y le va ganando la partida, la cual le sonríe y le ayuda, porque es un ganador, por lo menos esa es su actitud…

SE FUE…

Andrés Felipe  Rozo como nuestros mayores que descuajaron la montaña a punta  de hacha  y machete, se abre camino entre la maraña, lo desconocido y los desafíos, ese es su escenario preferido…

Antes de sus jóvenes 30 años decidió empacar un par de bluejeans viejos,  dos sudaderas y un par de tenis rotos,  para emprender un largo camino que lo llevaría  a explorar el fútbol internacional,  porque él sabía que tenía mucho por aprender y que la pelota tenía algo por dentro que la hacía brincar y se fue, lo estudió y descubrió que esa esfera  brinca pero de amor, por la pasión de sus hinchas y por el fervor de sus entrenadores.

SE ABRIO AL MUNDO.

Para Alemania se fue con una beca y una licencia remunerada por  el  Once Caldas, gracias al Presidente de entonces Duván Vásquez,  regresó en enero de 2012, pero  antes de octubre se presentó  la gran crisis financiera del equipo y por eso decidió  partir rumbo a  Estados Unidos.

En Europa estudio   nada más y nada menos que en  Alemania, se inscribió para hacer  la Licencia A, como Entrenador de Fútbol de la Federación Alemana, además se acordó que algún día la vida le pediría  una  Especialización en Fútbol de Alto Rendimiento y eso estudió  en la  Universidad de Leipzig también con los bávaros,  todo durante el 2011, allí dejó varias cervezas servidas porque debía  estudiar.

“Allá conocí  un  mundo distinto al de  Manizales, se me abrieron las fronteras y las posibilidades y vi otros cosas que a veces uno no percibe” dice

Cuando regresó y ante la difícil situación económica del Once, renunció  y  se fue a Estados Unidos a  Miami, sin ni siquiera hablar  inglés fluido se integró a trabajar,  pero allí para empezar a realizar sus sueños de estudiar y trabajar encontró un “ángel” manizaleño que le dio una mano:  Leonardo Vélez.

“A Leo lo conocí gracias al Profesor Cesar “El indio” Hernández, me lo presentó en Manizales, fue una charla de 15 minutos, él me advirtió que “por Miami a la orden”, pues yo me fui de entrada a Orlando  donde una Tía, pero  salió una posibilidad en Miami, pues me fui a buscarla, pero antes llame a Leonardo, le conté  y le pedí  posada,  de inmediato me dio las indicaciones, llegué a su empresa que se llama “Servicarga Envíos”  y desde ahí se me abrió el mundo” dice Andrés Felipe.

“Leo me abrió no solo su hogar, sino su corazón, me ayudó, me orientó y me respaldó, ahí empecé a trabajar como Entrenador de Porteros  en la Universidad  Johnson & Wales, hasta el 10 de octubre del 2012, de igual forma fui  Técnico en la Escuelas del Real Madrid en Miami,  de la Categoría Sub-12 y Asistente Técnico de las Categorías sub-15 y sub-17, de igual forma entrenador de Porteros de todas las Categorías” añora ahora este ex arquero.

Pero el curso de aprendiz  ya  lo había realizado en medio de la bruma perezosa de su Manizales del Alma,  en el  Colegio San Luis Gonzaga y  en las Selecciones Caldas.

A PUNTA DE “CHICHARRONES…”

Entre sus sueños siempre estuvo conocer y estudiar en otros lugares  y poder  viajar,  desde sus tiempos de universitario en la de Caldas, vendía ropa deportiva y chicarrones, “Si deliciosos chicharrones de arequipe,  ya tenía mis clientes y con esa plata me solventaba como estudiante y algo ahorraba para hacer el viaje y poder estudiar ” dice este luchador.

Ya hacía poco en 2010, había terminado sus estudios, donde se graduó como Licenciado en Educación Física, Recreación y Deporte de la Universidad de Caldas.

Como dirían por ahí en las graderías de la cancha de Aranjuez en pleno torneo de Reyes Magos donde tapó y fue figura en muchas tarde “Es una bestia o una máquina para estudiar”.

EN EL DESIERTO.

Andrés Felipe vive hoy con su familia en una de las zonas más hostiles  del mundo,  en el  Desierto de  Calama,  donde fue invitado por uno de las personas más importantes en el fútbol  del Chile el país más al sur, por eso le dicen austral,   como jugador y como técnico, el Profesor Marco Antonio Figueroa “El Fantasma” Técnico del Cobreloa, del cual es su Asistente Técnico desde hace casi 2 años, porque desde el O’Higgins lo  eligió como su fórmula y su mano derecha, después de haber sido, el Profe Figueroa,  gran figura, ídolo y goleador en México, donde también es leyenda.

Tiene su mérito que un grande  como “El Fantasma”  lleno de amigos y simpatizantes en el enmarañado mundo del  fútbol opte por un colombiano, inmigrante de una pequeña ciudad  y se fije  en su capacidad, algo debe tener el hijo del barrio La Estrella, algo debe saber Rozo para que un histórico como Figueroa lo tenga en su Cuerpo Técnico.

El gran reto de Figueroa, Jiménez  y Rozo, es regresar al Cobreloa, el equipo del  Desierto de Calama, a la primera división, Calama  es  una ciudad pequeña,  a 2.400 metros sobre el nivel de mar, con cerca de  160 mil habitantes y unas condiciones  difíciles de vida por su aridez y escasos días de lluvia, donde el verano es abrazador y el invierno  crudo,  pero desde allí, desde esa zona  minera, porque es el primer productor de cobre,  es desde donde se mueve este país, dice Rozo.

“Cobreloa  en la B, es como el América Colombiano de hace 5 años en segunda división, pero ese es  el reto regresarlo  a la elite del balompié  chileno…” añade este luchador experto en chicharrones y en fútbol, que encontró la inspiración de forma muy especial para doblegar  su miedos, vencer su temores  y sacar ese errante que llevan todos los nacidos en ese agreste Cordillera Central que atraviesa la espina dorsal del centro de Colombia.

“En 2010 cuando llegó  el Profe Juan Carlos Osorio al Once, yo estaba haciendo la práctica de la Universidad, me llamó y me dijo: “Necesito que  hagas parte del Cuerpo Técnico, pero solo 3 meses, mientras llega Mario Marín de Santafé, por ahora debemos poner a punto a “Neco” Martínez que lleva mucho sin jugar”, así lo hice, trabaje con “Neco” y se cumplió lo que quería el Profe Osorio, lo pusimos en forma“  indica.

Le llamó la atención la personalidad del Profesor Osorio, además conoció  de sus estudios en Estados Unidos  e Inglaterra donde fue asistente y preparador físico, pensó que podía hacer algo parecido y empezó a buscar una beca en el exterior, que rápido encontró.

“En Alemania obtuve la beca gracias a mi tesis de grado en la Universidad de Caldas:  “Modelo de Preparación Para Porteros de Fútbol de las Divisiones Menores de la Corporación Deportivas Once Caldas”,  busque  recursos internacionales , me postule, pase todos los filtros de selección, solo 32 participantes  de Suramérica, además esa tesis la publique” explica.

SIN VISA

Pero como nada ha sido fácil en la vida de Rozo, aún en Miami donde ya estaba con su esposa la visa de turistas se les vencía y  el proceso legal les salió en contra,  por eso en menos  de 24 horas debían  salir de EE.UU.

“Buscamos alternativas, contemplamos varios posibilidades, pensamos en varios países, al final nos decidimos por Chile, porque una prima que vivió  aquí, me hablaba muy bien de este país, pues tomamos nuestras pocas  pertenencias y no fuimos a Chile, mi prima nos recomendó con unos amigos y  nos fuimos, con  la gratitud eterna para con Leo y su esposa, que  además se hizo muy amiga de la mía, pero debíamos partir…” aceptó

Allí se conectó con el Audax Italiano, donde regaló sus primeros 4 meses de  trabajo, a sabiendas  que ya le llegaría la oportunidad y le llegó,  eso fue en el  2013 como  entrenador de arqueros, pero como todo tiene su recompensa allí conoció a Diego Jiménez quien lo acercó primero a las Selección de Chile y luego al Profe Marco Antonio Figueroa, en el Audax  fue  Director Técnico Fútbol Femenino categorías Sub-17 y de Primera División, además  Asistente Técnico sub-16 masculino y  Entrenador de Porteros en las diferentes Categorías.

OTRO RETO…

Ya con la Federación Chilena de Fùtbol  y a  un mes de ir al Mundial Femenino en Francia,  tuvo que renunciar, después de un proceso de un  año de trabajo con esa Selección, me llamó el Profe Jiménez para ofrecerme trabajar con ellos en el   O’Higgins, de entrada no acepte por todo el trabajo realizado con la Selección Femenina, pero luego lo llame y acepté el reto,  al Profe Marco Antonio Figueroa “El Fantasma” y a Diego  Jiménez los llevaron para  salvarlo del descenso y así lo hicieron, luego fuimos al  Cobreloa un grande de Chile, yo fui como  Ayudante Técnico del plantel profesional y ahí estamos en la lucha”. Recalca y añade:

“Me costaron lagrimas renunciar al proceso con la Selección Femenina previa al Mundial, donde trabajé  entre otras con Christiane  Endle  “Tiane” arquera hoy del Paris SG, catalogada entre las tres mejores del mundo, pero debía tomar otro rumbo y aquí en Cobreloa estamos muy bien con los Profesores Figueroa y Jiménez” dice

Antes Rozo había aceptado otra  invitación de trabajo por parte del Profesor Oscar Gil, quien estuvo  en el Once Caldas como Asistente de Juan Carlos Osorio, Gil estaba en el  Murciélagos de México y lo llevó, pero solo fue una experiencia de 6 meses, luego regresó a Chile.

EN LA U DE CALDAS.

Andrés Felipe,  hizo parte de un gran capitulo que se  escribió con la Universidad  de Caldas    cuando fueron campeones nacionales de los  Juegos Deportivos Universitarios y además campeones  Centroamericanos y del Caribe, en Santo Domingo Republica Dominicana del  29 julio  al 6 de  agosto de 2004  y  así logró  el  cupo para  a las Universiadas, que son algo así como los Juegos Olímpico Universitarios que se realizarían en Turquía,  pero por falta de patrocinio no pudieron  ir, Andrés Felipe fue el portero titular de ese brillante proceso  que marco historia en el balompié aficionado de Manizales y universitario de Colombia.

SU HOJA DE VIDA Y SU FAMILIA-

Este inquieto manizaleño ha hecho todos los cursos y seminarios,  desde Programación Neurolingüística, hasta Diplomados  en  Liderazgo Transformacional y Coaching Deportivo, nació el  16 de junio de 1982  y posee una gran  capacidad analítica e innovadora en la propuesta metodológica del entrenamiento moderno y fuerte orientación al logro de objetivos y consecución de metas, dice su hoja de vida.

Andrés Felipe es hijo de Alejandro Rozo,  su madre murió cuando él  apenas tenía 8 días, se crio con su Tía María Luisa,  además con su Hermano  mayor Alexander Rozo de quien dice ha sido Papá, Mamá,  hermano y todo…

Está casado con Valentina Arias, una Administradora de la Universidad Nacional de Manizales   quien  trabaja en Chile como ejecutiva de una compañía de  servicios financieros, que luego de una larga relación de novios se casaron, tienen  una hija  María Paz y esperan otra bebe,   que se llamará Alma, tienen  7 meses de embarazo.

SUS EQUIPOS.

Empezó a jugar con Asofutbol con Don Hernan Castaño desde los 10 años, luego con  “El Gato” Javier Suarez en la Escuela de Coldeportes,  Felinos, jugó en Cinemax  y muchos equipos aficionados de Manizales, además de Selecciones Caldas.

SIN VANIDADES…

“Ahora el protagonista es el Profe  Marco, pero yo trato de ser un  influenciador del rendimiento de los jugadores”. Dice a partir de sus convicciones.

Ante la pandemia el fútbol está parado a la espera de conocer determinaciones, “Por ahora estamos en Estados de Emergencia, a la espera del reinicio de  la Liga acá en Chile  aún no han  definido nada” Mientras trabaja desde su casa y sostiene permanentes reuniones con el Cuerpo Técnico del equipo del desierto.

Dice que extraño el clima de Manizales,  su  comida,  unos buenos los frijolito con  arepa y  la calidez de su gente.

“Quiero ser Técnico titular, después de 3 años de estudio en chile, fui el primer entrenador colombiano en dirigir en la rama profesional” confiesa.

Como buen manizaleño también tiene ideas  pintadas de blanco “Ese es mi objetivo, la meta y el sueño, me veo en el Once Caldas, por eso quiero ser más competente y cada día me preparo más ” dice este vecino del barrio La Estrella.

REINALDO RUEDA EN CHILE.

Respecto a Reinaldo Rueda,  Técnico de la Selección absoluta  de Chile,  cree que no lo han valorado lo suficiente,  no lo han dejado trabajar, que recibe muchas críticas, se encontró con muchos problemas internos, pero  es un talento poco valorado” dice

…Ya saben, si algún día por  los lados del  Once Caldas  se les ocurre contratar un técnico de la casa, deben pedir la hoja de vida de Andrés Felipe Rozo,  un blanco más blanco que la nieve del Ruiz, que está listo y se ha preparado para entregarle  sus servicios y sus conocimientos al futbol de su tierra,  de la cual se siente orgulloso, con su voz autorizada  la cual se escucha en la inmensidad del desierto chileno…

Rozo, como le dice  el fútbol, no la ha tenido fácil, empecemos por el final,  hoy  es el Asistente Técnico del  Profesor Marco Antonio Figueroa  en el Cobreloa, uno de los equipos  históricos del fútbol chileno, el reto es regresarlo a la primera división del balompié austral.

Andrés Felipe  salió a buscar oportunidades  y las encontró, ya ha estado en varios países, ha estudiado todo lo que necesita para ser el mejor, se ha apuntado a todos los cursos, ha leído y releído como para ser lo que es  hoy, un calificado trabajador del fútbol profesional en Chile.

No tiene techo,  ni para de estudiar, ni para de aprender, además no tiene pereza, salió de su zona de confort y se fue a mirar la vida de frente,  la desafió  con argumentos y le va ganando la partida, la cual le sonríe y le ayuda, porque es un ganador, por lo menos esa es su actitud…

SE FUE…

Andrés Felipe  Rozo como nuestros mayores que descuajaron la montaña a punta  de hacha  y machete, se abre camino entre la maraña, lo desconocido y los desafíos, ese es su escenario preferido…

Antes de sus jóvenes 30 años decidió empacar un par de bluejeans viejos,  dos sudaderas y un par de tenis rotos,  para emprender un largo camino que lo llevaría  a explorar el fútbol internacional,  porque él sabía que tenía mucho por aprender y que la pelota tenía algo por dentro que la hacía brincar y se fue, lo estudió y descubrió que esa esfera  brinca pero de amor, por la pasión de sus hinchas y por el fervor de sus entrenadores.

SE ABRIO AL MUNDO.

Para Alemania se fue con una beca y una licencia remunerada por  el  Once Caldas, gracias al Presidente de entonces Duván Vásquez,  regresó en enero de 2012, pero  antes de octubre se presentó  la gran crisis financiera del equipo y por eso decidió  partir rumbo a  Estados Unidos.

En Europa estudio   nada más y nada menos que en  Alemania, se inscribió para hacer  la Licencia A, como Entrenador de Fútbol de la Federación Alemana, además se acordó que algún día la vida le pediría  una  Especialización en Fútbol de Alto Rendimiento y eso estudió  en la  Universidad de Leipzig también con los bávaros,  todo durante el 2011, allí dejó varias cervezas servidas porque debía  estudiar.

“Allá conocí  un  mundo distinto al de  Manizales, se me abrieron las fronteras y las posibilidades y vi otros cosas que a veces uno no percibe” dice

Cuando regresó y ante la difícil situación económica del Once, renunció  y  se fue a Estados Unidos a  Miami, sin ni siquiera hablar  inglés fluido se integró a trabajar,  pero allí para empezar a realizar sus sueños de estudiar y trabajar encontró un “ángel” manizaleño que le dio una mano:  Leonardo Vélez.

“A Leo lo conocí gracias al Profesor Cesar “El indio” Hernández, me lo presentó en Manizales, fue una charla de 15 minutos, él me advirtió que “por Miami a la orden”, pues yo me fui de entrada a Orlando  donde una Tía, pero  salió una posibilidad en Miami, pues me fui a buscarla, pero antes llame a Leonardo, le conté  y le pedí  posada,  de inmediato me dio las indicaciones, llegué a su empresa que se llama “Servicarga Envíos”  y desde ahí se me abrió el mundo” dice Andrés Felipe.

“Leo me abrió no solo su hogar, sino su corazón, me ayudó, me orientó y me respaldó, ahí empecé a trabajar como Entrenador de Porteros  en la Universidad  Johnson & Wales, hasta el 10 de octubre del 2012, de igual forma fui  Técnico en la Escuelas del Real Madrid en Miami,  de la Categoría Sub-12 y Asistente Técnico de las Categorías sub-15 y sub-17, de igual forma entrenador de Porteros de todas las Categorías” añora ahora este ex arquero.

Pero el curso de aprendiz  ya  lo había realizado en medio de la bruma perezosa de su Manizales del Alma,  en el  Colegio San Luis Gonzaga y  en las Selecciones Caldas.

A PUNTA DE “CHICHARRONES…”

Entre sus sueños siempre estuvo conocer y estudiar en otros lugares  y poder  viajar,  desde sus tiempos de universitario en la de Caldas, vendía ropa deportiva y chicarrones, “Si deliciosos chicharrones de arequipe,  ya tenía mis clientes y con esa plata me solventaba como estudiante y algo ahorraba para hacer el viaje y poder estudiar ” dice este luchador.

Ya hacía poco en 2010, había terminado sus estudios, donde se graduó como Licenciado en Educación Física, Recreación y Deporte de la Universidad de Caldas.

Como dirían por ahí en las graderías de la cancha de Aranjuez en pleno torneo de Reyes Magos donde tapó y fue figura en muchas tarde “Es una bestia o una máquina para estudiar”.

EN EL DESIERTO.

Andrés Felipe vive hoy con su familia en una de las zonas más hostiles  del mundo,  en el  Desierto de  Calama,  donde fue invitado por uno de las personas más importantes en el fútbol  del Chile el país más al sur, por eso le dicen austral,   como jugador y como técnico, el Profesor Marco Antonio Figueroa “El Fantasma” Técnico del Cobreloa, del cual es su Asistente Técnico desde hace casi 2 años, porque desde el O’Higgins lo  eligió como su fórmula y su mano derecha, después de haber sido, el Profe Figueroa,  gran figura, ídolo y goleador en México, donde también es leyenda.

Tiene su mérito que un grande  como “El Fantasma”  lleno de amigos y simpatizantes en el enmarañado mundo del  fútbol opte por un colombiano, inmigrante de una pequeña ciudad  y se fije  en su capacidad, algo debe tener el hijo del barrio La Estrella, algo debe saber Rozo para que un histórico como Figueroa lo tenga en su Cuerpo Técnico.

El gran reto de Figueroa, Jiménez  y Rozo, es regresar al Cobreloa, el equipo del  Desierto de Calama, a la primera división, Calama  es  una ciudad pequeña,  a 2.400 metros sobre el nivel de mar, con cerca de  160 mil habitantes y unas condiciones  difíciles de vida por su aridez y escasos días de lluvia, donde el verano es abrazador y el invierno  crudo,  pero desde allí, desde esa zona  minera, porque es el primer productor de cobre,  es desde donde se mueve este país, dice Rozo.

“Cobreloa  en la B, es como el América Colombiano de hace 5 años en segunda división, pero ese es  el reto regresarlo  a la elite del balompié  chileno…” añade este luchador experto en chicharrones y en fútbol, que encontró la inspiración de forma muy especial para doblegar  su miedos, vencer su temores  y sacar ese errante que llevan todos los nacidos en ese agreste Cordillera Central que atraviesa la espina dorsal del centro de Colombia.

“En 2010 cuando llegó  el Profe Juan Carlos Osorio al Once, yo estaba haciendo la práctica de la Universidad, me llamó y me dijo: “Necesito que  hagas parte del Cuerpo Técnico, pero solo 3 meses, mientras llega Mario Marín de Santafé, por ahora debemos poner a punto a “Neco” Martínez que lleva mucho sin jugar”, así lo hice, trabaje con “Neco” y se cumplió lo que quería el Profe Osorio, lo pusimos en forma“  indica.

Le llamó la atención la personalidad del Profesor Osorio, además conoció  de sus estudios en Estados Unidos  e Inglaterra donde fue asistente y preparador físico, pensó que podía hacer algo parecido y empezó a buscar una beca en el exterior, que rápido encontró.

“En Alemania obtuve la beca gracias a mi tesis de grado en la Universidad de Caldas:  “Modelo de Preparación Para Porteros de Fútbol de las Divisiones Menores de la Corporación Deportivas Once Caldas”,  busque  recursos internacionales , me postule, pase todos los filtros de selección, solo 32 participantes  de Suramérica, además esa tesis la publique” explica.

SIN VISA

Pero como nada ha sido fácil en la vida de Rozo, aún en Miami donde ya estaba con su esposa la visa de turistas se les vencía y  el proceso legal les salió en contra,  por eso en menos  de 24 horas debían  salir de EE.UU.

“Buscamos alternativas, contemplamos varios posibilidades, pensamos en varios países, al final nos decidimos por Chile, porque una prima que vivió  aquí, me hablaba muy bien de este país, pues tomamos nuestras pocas  pertenencias y no fuimos a Chile, mi prima nos recomendó con unos amigos y  nos fuimos, con  la gratitud eterna para con Leo y su esposa, que  además se hizo muy amiga de la mía, pero debíamos partir…” aceptó

Allí se conectó con el Audax Italiano, donde regaló sus primeros 4 meses de  trabajo, a sabiendas  que ya le llegaría la oportunidad y le llegó,  eso fue en el  2013 como  entrenador de arqueros, pero como todo tiene su recompensa allí conoció a Diego Jiménez quien lo acercó primero a las Selección de Chile y luego al Profe Marco Antonio Figueroa, en el Audax  fue  Director Técnico Fútbol Femenino categorías Sub-17 y de Primera División, además  Asistente Técnico sub-16 masculino y  Entrenador de Porteros en las diferentes Categorías.

OTRO RETO…

Ya con la Federación Chilena de Fùtbol  y a  un mes de ir al Mundial Femenino en Francia,  tuvo que renunciar, después de un proceso de un  año de trabajo con esa Selección, me llamó el Profe Jiménez para ofrecerme trabajar con ellos en el   O’Higgins, de entrada no acepte por todo el trabajo realizado con la Selección Femenina, pero luego lo llame y acepté el reto,  al Profe Marco Antonio Figueroa “El Fantasma” y a Diego  Jiménez los llevaron para  salvarlo del descenso y así lo hicieron, luego fuimos al  Cobreloa un grande de Chile, yo fui como  Ayudante Técnico del plantel profesional y ahí estamos en la lucha”. Recalca y añade:

“Me costaron lagrimas renunciar al proceso con la Selección Femenina previa al Mundial, donde trabajé  entre otras con Christiane  Endle  “Tiane” arquera hoy del Paris SG, catalogada entre las tres mejores del mundo, pero debía tomar otro rumbo y aquí en Cobreloa estamos muy bien con los Profesores Figueroa y Jiménez” dice

Antes Rozo había aceptado otra  invitación de trabajo por parte del Profesor Oscar Gil, quien estuvo  en el Once Caldas como Asistente de Juan Carlos Osorio, Gil estaba en el  Murciélagos de México y lo llevó, pero solo fue una experiencia de 6 meses, luego regresó a Chile.

EN LA U DE CALDAS.

Andrés Felipe,  hizo parte de un gran capitulo que se  escribió con la Universidad  de Caldas    cuando fueron campeones nacionales de los  Juegos Deportivos Universitarios y además campeones  Centroamericanos y del Caribe, en Santo Domingo Republica Dominicana del  29 julio  al 6 de  agosto de 2004  y  así logró  el  cupo para  a las Universiadas, que son algo así como los Juegos Olímpico Universitarios que se realizarían en Turquía,  pero por falta de patrocinio no pudieron  ir, Andrés Felipe fue el portero titular de ese brillante proceso  que marco historia en el balompié aficionado de Manizales y universitario de Colombia.

SU HOJA DE VIDA Y SU FAMILIA-

Este inquieto manizaleño ha hecho todos los cursos y seminarios,  desde Programación Neurolingüística, hasta Diplomados  en  Liderazgo Transformacional y Coaching Deportivo, nació el  16 de junio de 1982  y posee una gran  capacidad analítica e innovadora en la propuesta metodológica del entrenamiento moderno y fuerte orientación al logro de objetivos y consecución de metas, dice su hoja de vida.

Andrés Felipe es hijo de Alejandro Rozo,  su madre murió cuando él  apenas tenía 8 días, se crio con su Tía María Luisa,  además con su Hermano  mayor Alexander Rozo de quien dice ha sido Papá, Mamá,  hermano y todo…

Está casado con Valentina Arias, una Administradora de la Universidad Nacional de Manizales   quien  trabaja en Chile como ejecutiva de una compañía de  servicios financieros, que luego de una larga relación de novios se casaron, tienen  una hija  María Paz y esperan otra bebe,   que se llamará Alma, tienen  7 meses de embarazo.

SUS EQUIPOS.

Empezó a jugar con Asofutbol con Don Hernan Castaño desde los 10 años, luego con  “El Gato” Javier Suarez en la Escuela de Coldeportes,  Felinos, jugó en Cinemax  y muchos equipos aficionados de Manizales, además de Selecciones Caldas.

SIN VANIDADES…

“Ahora el protagonista es el Profe  Marco, pero yo trato de ser un  influenciador del rendimiento de los jugadores”. Dice a partir de sus convicciones.

Ante la pandemia el fútbol está parado a la espera de conocer determinaciones, “Por ahora estamos en Estados de Emergencia, a la espera del reinicio de  la Liga acá en Chile  aún no han  definido nada” Mientras trabaja desde su casa y sostiene permanentes reuniones con el Cuerpo Técnico del equipo del desierto.

Dice que extraño el clima de Manizales,  su  comida,  unos buenos los frijolito con  arepa y  la calidez de su gente.

“Quiero ser Técnico titular, después de 3 años de estudio en chile, fui el primer entrenador colombiano en dirigir en la rama profesional” confiesa.

Como buen manizaleño también tiene ideas  pintadas de blanco “Ese es mi objetivo, la meta y el sueño, me veo en el Once Caldas, por eso quiero ser más competente y cada día me preparo más ” dice este vecino del barrio La Estrella.

REINALDO RUEDA EN CHILE.

Respecto a Reinaldo Rueda,  Técnico de la Selección absoluta  de Chile,  cree que no lo han valorado lo suficiente,  no lo han dejado trabajar, que recibe muchas críticas, se encontró con muchos problemas internos, pero  es un talento poco valorado” dice

…Ya saben, si algún día por  los lados del  Once Caldas  se les ocurre contratar un técnico de la casa, deben pedir la hoja de vida de Andrés Felipe Rozo,  un blanco más blanco que la nieve del Ruiz, que está listo y se ha preparado para entregarle  sus servicios y sus conocimientos al futbol de su tierra,  de la cual se siente orgulloso, con su voz autorizada  la cual se escucha en la inmensidad del desierto chileno…