“NO PRETENDO QUE ME RECUERDEN, SIMPLEMETE QUE NO ME ODIEN” Maturana.

SE VA EL GENERAL MATURANA….
Nov 14, 2017
“HABRA JUEGO LIMPIO” DICE EL NUEVO TECNICO DEL ONCE CALDAS.
Nov 15, 2017
Show all

“NO PRETENDO QUE ME RECUERDEN, SIMPLEMETE QUE NO ME ODIEN” Maturana.

Francisco Maturana se despidió de sus jugadores y de la afición del Once Caldas después de ser licenciado por parte de los dirigentes del blanco, por los malos resultados y la discreta campaña del afamado técnico nacional, se podría concluir que Maturana inició en 1.986 su carrera como técnico en el Once Calda y la término en 2017, con el blanco.

En una lacónica rueda de prensa se despidió Francisco Maturana de la afición del Once Caldas y de los medios de Manizales, con quienes no logro una buena  relación, en la mañana de este mertes 14 de noviembre de 2017, pero antes el experimentado orientador chocoano había hablado y se había despedido de sus jugadores, pero antes los dirigentes le habían comunicado la noticia que no continuaba como técnico del equipo de Manizales, pero antes los resultados no le acompañaron y la mala campaña se hizo evidente, pero antes a principio de semestre, fue nombrado Maturana, noticia que se recibió con  alegría y optimismo, pero la alegría y el “Regreso a la grandeza” como lo promocionó el Deportante de Mercadeo del Once, terminó en una pesadilla para el equipo y sus aficionados.

 

LAS FRASES DE “PACHO”

 

Como siempre Maturana dejó frases y comentarios, pero la primera fue contundente después de saludar:

“Consecuente con mis principios no renuncie, me cesaron o me echaron como lo quieran llamar” Después de una larga disertación donde se le preguntó y habló  hasta de la “Payola” una palabra que aprendió en Manizales, que es algo así como,  pagar para para jugar….., terminó con una frase lapidaria, pero antes advirtió “esta frase no es mía,  dijo es de Bielsa, pero la voy a utilizar” manifestó  el estratega   “No pretendo que me recuerden, simplemente que no me odien” a la pregunta de cómo cree que lo van a recordar….

La campaña de Maturana  y su cuerpo técnico fue deficiente con un rendimiento del 28 % y eliminado en toda la competencia, coqueteándole al descenso, pero sobre todo sin una buena expresión futbolística, de esta forma termina uno de los capítulos más tristes y oscuros en la historia reciente del Campeón de la Copa Libertadores 2004, sumido en las últimas posiciones, sin jugar bien y divorciado de la afición.